Tratamiento del metal

Material abrasivo fuerte para superficies duras

JÖST abrasives para un acabado perfecto

Muy pocos materiales ponen requisitos tan exigentes al operario como el metal. Las máquinas y los materiales abrasivos no solo ven puestas a prueba sus capacidades por la dureza del material, sino también por la presencia creciente del acero inoxidable como superficie de diseno, lo cual supone que se incrementen los requisitos de un acabado perfecto para el usuario. Desde el desbastado, pasando por el curado de las costuras de soldadura, hasta el pretratamiento de las bases de zinc o el satinado y el abrillantado sin fieltro y pasta, JÖST abrasives ofrece para todo la solución adecuada.